Dichoso el hombre que no sufre por lo que dice