Por qué están asustados...